Cerrar

Reservas directas

Publicidad

Desespero en el barrio Emporio

El caño amenaza con llevárselos más de 45 familias están en inminente riesgo de caer con todo y sus viviendas al fondo de caño Parrado.

Publicidad

Un local de San Andresito ya se está hundiendo y la comunidad pide construcción de un muro.

Atendiendo el llamado de la comunidad del sector, www.noticiasdelllano.com visitó el barrio Emporio bajo, en pleno centro de Villavicencio donde la comunidad pide a gritos la construcción de un muro de contención para mitigar la furia del caño Parrado, que poco a poco se está llevando las viviendas.

Llamado urgente

Doña Rosalba Mora, una de las afectadas asegura que lleva 55 años pidiendo que se construya el muro pero hasta el momento no ha sido posible que ninguna administración lo haga, “hemos luchado pero no nos han atendido, aquí pagamos impuesto predial, luz, agua, pero no sé por qué no nos ponen cuidado. Les pedimos que por favor nos ayuden”, manifiesta visiblemente preocupada.

Cómo ella son al menos 45 familias del sector las que están a punto de perder sus viviendas a causa de la furia de la naturaleza, “el puente también está a punto de colapsar, necesitamos solución antes de que suceda una tragedia”, dijo Luis Enrique Galvis, delegado de la Junta de Acción Comunal del barro.

Con las casa en el aire La mayoría de viviendas tienen como patio un vacío de más de 20 metros y el caudaloso caño de fondo y el piso de sus casas socavado por el caño. Los derrumbes que se han presentado con las lluvias de los últimos días, han dejado las casas prácticamente en el aire y a sus habitantes en alerta permanente porque es cualquier momento las casas se pueden ir abajo.

Otro habitantes del sector, manifestó con molestia que así como el alcalde fue a buscar votos cundo los necesitaba, que ahora también pase por el barrio para que vea que la situación es realmente delicada, “solo vienen buscando lo que necesitan y después abandonas las problemáticas. Le pedimos al alcalde que se ponga la mano en el corazón y que hay gente aquí que no puede ni dormir pensando que si crece el caño se los va a llevar”, aseveró.

Al otro lado

No menos grave es la situación que viven al otro lado del caño, en la parte céntrica de la ciudad, sector de San Andresito, donde los ya un local comercial tuvo que ser cerrado porque el piso se hundió y parte de la caseta se fue abajo. En esa parte ya un muro que sostenía las casetas colapsó y de no hacerse nada simplemente lo que siguen son las casetas de comerciantes que llevan gran parte de sus vidas en el populoso centro comercial, “hace cuatro años ya se cayó el muro de contención que habías, pasamos la solicitud para que nos construyeran otro pero al sol de hoy nada”, indicó Irma Lara, comerciante de San Andresito.

La señora Lara además dijo que de la Alcaldía hicieron una visita pero tampoco pasó de ahí, “dijeron que no se va a hacer nada a los caños, que toca dejar el cauce natural de ellos y que nosotros estábamos invadiendo, cuando la verdad es que estos locales tienen como 40 años y yo llevo 28 acá”, afirmó.

Por eso ella y otros 10 propietarios de casetas piden al alcalde Wilmar Barbosa que les haga el favor de colaborarles con un muro para que no se siga ‘comiendo’ los locales, “que el peligro es que se siga llevando la tierra ocurra una tragedia”, sostuvo la señora Irma.

La alcaldía responde Juan Carlos Guzmán, jefe de la Oficina de Gestión de Villavicencio respondió las quejas de la comunidad  explicó que tanto en el sector izquierdo como el derecho, la comunidad no está respetando los 30 metros de ronda del caño, por lo que deben ser reubicados mientras se determinan las obras de ingeniería que se pueden hacer.

Sin embargo para mitigar los efectos del caño Parrado, se van a empezar dentro de 15 días unas obras de mitigación que consisten en descolmatación, canalización en el sector para profundizar más el caño, con el fin de controlar la situación mientras se logra dar una solución definitiva a la problemática.

¿Y usted qué opina?

Publicidad