Cerrar

Reservas directas

Publicidad

El bochornoso gesto de una acacireña en Reinado Nacional del Bambuco

Jeimy Lizeth Silvestre Gámez representaba a Bogotá en el evento que se realiza en Neiva. Le arrebató la corona a la ganadora, señorita Tolima.

Publicidad

Todo iba bien en la velada de elección y coronación de la nueva soberana del Reinado Nacional del Bambuco en Neiva hasta que a la representante de Bogotá en el evento, Jeimy Lizeth Silvestre Gámez, decidió tener sus 15 segunditos de gloria arrebatándole la corona a la ganadora, la representante del Tolima.

La señorita Silvestre Gámez, oriunda del municipio de Acacías, en un gesto inesperado se apoderó de la corona, se la puso por un instante en la cabeza y luego intentó ponerla nuevamente a la tolimense, Valentina Bonilla Neira, quien solo atinó a encogerse de hombros y a sonreir ante la reprobable actitud de quien representó a la capital de la República en el tradicional evento huilense.

Aunque se desconocen los motivos que llevaron a la acacireña Jeimy Lizeth Silvestre Gámez a tomar tal actitud, algunos suponen que lo hizo como un gesto de desaprobación por el veredicto entregado por el jurado calificador del evento.

La señorita Silvestre Gámez había ganado el reinado nacional de la Ganadería en Montería en el 2013 y el del Torneo Internacional del Joropo en Villavicencio en el 2014.

Hasta el momento no se conoce ningún pronunciamiento de la candidata sobre su gesto, tomado como un burlesco por la organización y asistentes al Reinado Nacional del Bambuco.

¿Y usted qué opina?

Publicidad